El Programa de Formación Básica: Abriendo puertas. - Iniciatives Solidaries
6007
post-template-default,single,single-post,postid-6007,single-format-standard,eltd-cpt-2.2,ajax_fade,page_not_loaded,,moose child-child-ver-1.1,moose-ver-3.4, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,blog_installed,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.1,vc_responsive

Buscar trabajo hoy en día no es del todo fácil. Además, si la persona que busca trabajo es joven, sin apenas recursos, que vive en un entorno familiar y social disfuncional, con baja o nula formación, sin experiencia laboral; si es madre soltera; si pertenece a colectivos socialmente desfavorecidos… la cosa se pone todavía más difícil. Lo que sí que está claro es que tener el Graduado en ESO abre algunas puertas.

Hoy contamos con el testimonio de Adrix Luna Guardiola Gil, una de las personas que obtuvo esta titulación gracias al Programa de Formación Básica para jóvenes de Iniciatives Solidàries en el pasado curso 2015/16.

De primera mano nos cuenta su paso por el programa y por la entidad así como su evolución a lo largo de estos años.

¡Enhorabuena Luna!

El Programa de Formación Básica para jóvenes se lleva a cabo desde el Centre d’Ocupació Eina, gracias a la colaboración de diferentes financiadores públicos y privados y al reconocimiento como entidad vinculada al Centro Específico de Educación a Distancia (CEED), con quien trabajamos de forma coordinada junto con otras entidades vinculadas al mismo desde 1994.

El pasado curso 2015-2016, la Consellería de Educación, Investigación, Cultura y Deporte, dependiente de la Generalitat Valenciana, nos concedió una ayuda de 28.676,97€.

Durante este curso, iniciaron sus estudios 63 personas, de las cuales, 6 obtuvieron el Certificado de Ciclo I, 7 jóvenes obtuvieron el Graduado en Educación Secundaria Obligatoria y un joven superó las Pruebas de Acceso a Ciclos Formativos de Grado Medio. Además, de las 63 personas matriculadas durante el pasado curso 2015-16, 11 personas aprobaron alguno de los módulos de las Pruebas Libres.

Personas como Luna, que inician cada etapa de su vida con energía, motivación, constancia, positividad… son el motor que nos impulsa a seguir adelante, generar nuevas ideas, ilusionarnos y seguir apostando para que los/as jóvenes retomen las riendas de su vida.